bolon_experiments_fargblanchehero (1).jpg

Collaborative Conversation #5: Fredrik and Emma of Färg & Blanche

2017 está demostrando ser un año de innovación. Con un enfoque en nuevos materiales, le presentamos una selección de artesanos de muebles elegidos para experimentar con nuestros nuevos textiles. Conoce a FÄRG & BLANCHE el dúo de diseño con sede en Suecia que fue recientemente elegido Diseñador del Año. Lea acerca de su experiencia colaborativa con Bolon y su curiosidad por la innovación.

¿Puede hablarnos más sobre usted y su trayectoria en el sector del mobiliario?

Fredrik: Soy originario de la costa occidental sueca. Me formé primero como fabricante de armarios refinados y después fui a la escuela de diseño de Gotemburgo, donde conseguí mi licenciatura y mi máster. Puse en marcha mi estudio de diseño después de graduarme en 2008.

Emma: Soy medio francesa, medio sueca. Me crié en Francia, donde también cursé mis estudios de diseño. Me gradué en 2006 y, después, me trasladé a Suecia y puse en marcha mi propio estudio de diseño.

Alrededor de 2010, pusimos en marcha el estudio de diseño FÄRG&BLANCHE y, desde entonces, lo hacemos todo juntos.

Como estudio, trabajamos en una amplia gama de campos, colaborando con marcas de muebles consolidadas, como BD Barcelona Design, Gärsnäs, Petite Friture o Design House Stockholm, además de producir nuestras propias colecciones y piezas de arte limitadas para galerías. Nos encanta experimentar con el material y, en concreto, con el tejido. Tenemos un estudio grande con un taller en Estocolmo, donde podemos confeccionar prototipos para probar.

¿Cuándo se puso en contacto por primera vez con BOLON?

Fredrik: Creo que la primera vez que conocí a Annica por vez primera fue hace 10 años, cuando aún era un estudiante de diseño. Me ayudaron cuando expuse en el Salone Satellite 2009 con los suelos, así como cuando hicimos la exposición «20 designer at Biologiska». Así que, en cierto modo, han estado ahí siempre, desde el primer momento de nuestras carreras.

¿Cómo fue su participación en el seno de esta colaboración?

Nos alegró mucho que Bolon se pusiese en contacto con nosotros para este proyecto. Llevamos hablando durante mucho tiempo sobre hacer algo juntos y el momento no podría haber sido mejor. Tanto Bolon como nosotros compartimos esta curiosidad por la innovación y el material. Por ello, contar con una empresa como Bolon que quiera experimentar, es como una situación de ensueño para nosotros.

Así, realmente estamos implicados en esta colaboración y ya estamos trabajando en el desarrollo de más objetos con sus nuevos tejidos, además de experimentar con su material tradicional para suelos, utilizándolo en muebles.

¿Cómo ha sido su experiencia con BOLON? ¿Qué opinión le merece BOLON como empresa? ¿Qué tipo de mobiliario ha elegido para experimentar?

Realmente nos impresiona que Bolon siempre quiera avanzar más y que sientan tanta curiosidad por la experimentación con material. Siguen teniendo esa energía que te hace creer que todo es posible.

Para esta colaboración, decidimos, como somos diseñadores freelance, hacer algo completamente nuevo. Queríamos hacer una pieza grande que emplease todo el largo del tejido, de unos dos metros. Es un sillón llamado «Long Neck» con un respaldo realmente alto. Esta pieza forma parte de una colección más grande llamada «Armour mon Amour» que expondremos en Milán en abril de este año. En ella utilizaremos el nuevo tejido de Bolon en distintos objetos. Esta colección se inspira de los samurais y sus armaduras. Nos gusta trabajar en la dualidad entre suave y duro y el material de Bolon encaja a la perfección en esta visión.

¿Cómo ha sido trabajar con el material? ¿Ha habido alguna dificultad? ¿Hay alguna ventaja?

Trabajar con un nuevo material siempre  supone un desafío y pasan cosas inesperadas, ¡y así surgen las nuevas ideas!

El material es bastante pesado, lo cual hace que tenga una bonita caída. La combinación de lana de alfombra y el brillante vinilo hacen que el material cobre vida y da la sensación de que se inspira más en la industria de la moda. Echábamos en falta este tipo de opción de tejido más glamuroso para los muebles.

¿Qué opinión le merece el objeto final, ahora que se han utilizado materiales de BOLON? ¿Cómo ha cambiado eso el objeto?

Como hemos dicho, hemos creado unos muebles completamente nuevos para esta colaboración. Queríamos dotar a la pieza del aspecto de un insecto, como el caparazón de un escarabajo, y la apariencia brillante del tejido Duet que hemos empleado resalta esta sensación.

Para usted, ¿qué oportunidades podrían tener los materiales de BOLON en su producción?

Ya estamos trabajando en nuevas piezas y, cada día que pasa, encontramos nuevos proyectos en los que nos gustaría utilizarlos, tanto para una edición limitada, como para colaborar con los productores.

Así que creo que Annica, Marie y todo el equipo de Bolon nos van a ver a menudo en la fábrica.